Una nueva era de shows en vivo comenzó